El ajo y sus aplicaciones en la conservación de alimentos

El ajo y sus aplicaciones en la conservación de alimentos

Resumen

El ajo (Allium sativum) es un bulbo perteneciente a la familia Liliaceae, que contiene una gran cantidad de compuestos azufrados, entre ellos la alicina, varias enzimas, aminoácidos libres y algunos minerales que contribuyen a su actividad antioxidante y antimicrobiana. La alicina es el principal compuesto activo en el ajo; sin embargo, es un componente muy volátil e inestable, cuya vida media es muy corta y puede descomponerse rápidamente en otros compuestos azufrados, que aún mantienen su actividad biológica. Dada la amplia funcionalidad del ajo, este vegetal ha ganado interés entre los investigadores como fuente de compuestos antimicrobianos y antioxidantes naturales para incrementar la vida de anaquel de distintos alimentos. Los resultados de diversos estudios, han demostrado la efectividad del ajo en la conservación de alimentos.

Palabras clave: ajo, Allium sativum, alicina, actividad antimicrobiana, actividad antioxidante.

Autores: D. Bender – Bojalil* y M. E. Bárcenas – Pozos

 

Previo Prebióticos: su importancia en la salud humana y propiedades funcionales en tecnología de alimentos
Siguiente Mecanismos de transferencia de calor que ocurren en tratamientos térmicos de alimentos